¿Conoce su huella hídrica? Teach article

Traducción de Elisa López Schiaffino y Rafael Martínez-Oña El agua dulce es un recurso escaso en nuestro planeta, pero ¿cuántos de nosotros sabemos cuánta agua se necesita para elaborar los alimentos que comemos todos los días?

Probablemente sepa que las decisiones que tomamos como consumidores afectan a la cantidad de dióxido de carbono que se produce por nuestra causa – y entonces nos preguntamos cómo podemos tratar de disminuir nuestra «huella de carbono». Pero, ¿alguna vez ha pensado cuánta agua se consume al elaborar los artículos que usamos a diario? El agua dulce es un recurso limitado en nuestro planeta; de hecho, la escasez de agua dulce es uno de los problemas mundiales más urgentes. Por tanto, es importante que todos seamos más conscientes de nuestra «huella hídrica», que mide la cantidad de agua utilizada para producir cada uno de los bienes y servicios que utilizamos.

Lake Powell reservoir, Arizona, USA, providing the precious resource of fresh water
Embalse del lago Powell, Arizona (Estados Unidos), que proporciona el preciado recurso de agua dulce
Udo S/Flickr.com, CC BY 2.0

Aunque la gente se está dando cuenta de los grandes volúmenes de agua que se necesitan para producir algunos de los artículos que usamos (como pantalones vaqueros o camisetas de algodón), quizás haya menos conciencia del enorme impacto que los alimentos tienen en nuestra huella hídrica personal. De hecho, es, con mucho, el factor más importante: casi el 80% de la huella hídrica de una persona está relacionada con los alimentos que consume. Como profesor de ciencias, este hecho asombroso me inspiró para crear conciencia entre mis alumnos sobre la cantidad de agua que se usa en la producción de alimentos – y sobre la necesidad de tomar alimentos que en su preparación no conlleven un gasto elevado de agua y, por supuesto, evitar el desperdicio de alimentos siempre que sea posible. 

Las actividades descritas en este artículo permiten a los estudiantes explorar la amplia variación en las huellas hídricas asociadas con diferentes alimentos y luego aplicar este conocimiento para descubrir la huella hídrica de «fiambreras» ya preparadas con distintos contenidos. Las discusiones previstas, después de las actividades, pueden animar aún más a los estudiantes a aplicar lo que han aprendido en clase a sus propias elecciones dietéticas de la vida real en la escuela y en el hogar. Los cálculos involucrados en la evaluación de la huella hídrica de las fiambreras hay que hacerlos con cierto cuidado.

Actividad 1. Adivina la huella hídrica 

En esta actividad, los estudiantes adivinan la huella hídrica de algunos alimentos comunes antes de solicitar las respuestas a su docente. Esto puede llevarse a cabo con o sin búsquedas en internet, ya que se provee las respuestas en la actividad misma. Los estudiantes pueden trabajar individualmente o en grupos, en forma remota o presencial.

Materiales

  • Lista de alimentos (véase el cuadro 1)
  • Opcional: uso de internet para investigar los valores de las huellas hídricas

Cuadro 1: Algunos alimentos comunes. ¿Puede adivinar la huella hídrica aproximada de cada uno?

Alimento Cantidad ¿Huella hídrica?
Chocolate 1 barra (100 g)  
Pan 100 g  
Pasta (cruda) 100 g  
Pollo (cocido) 100 g  
Carne de res  (cocida) 100 g  
Hamburguesa Hamburguesa de 120 g con pan y guarnición  
Manzana 1 mediana (150 g)  
Leche 1 vaso (300 ml)  
Cerveza 1 vaso grande (500 ml)  
Té (sin leche ni azúcar) 1 taza grande (250 ml)  
Café (sin leche ni azúcar) 1 taza pequeña  (125 ml)  

Procedimiento

  1. Solicite a los estudiantes que lean la descripción de cada alimento y adivinen su huella hídrica; es decir, cuánta agua se necesita para producir cada alimento. Los estudiantes deben elegir entre las siguientes categorías y escribir la letra elegida en la tercera columna del cuadro 1:

A: 1–50 litros
B: 50–100 litros
C: 100–200 litros
D: 200–500 litros
E: 500–1000 litros
F: 1000–2000 litros
G: más de 2000 litros

2. Cuando los estudiantes hayan entregado los valores que han adivinado, provea las respuestas que se encuentran en el cuadro 2. 

Cuadro 2: Algunos alimentos comunes y sus huellas hídricas aproximadas

Alimento Cantidad Huella hídrica (litros)
Chocolate 1 barra (100 g) F (1700)
pan 100 g C (130)
Pasta (cruda) 100 g C (141)
Pollo (cocido) 100 g D (433)
Carne de res (cocida) 100 g F (1540)
Hamburguesa Hamburguesa de 120 g con pan y guarnición G (2400)
Manzana 1 mediana (150 g) C (123)
Leche 1 vaso (300 ml) D (306)
Cerveza 1 vaso grande (500 ml) C (148)
Té (sin leche ni azúcar) 1 taza grande (250 ml) A (30)
Café (sin leche ni azúcar) 1 taza pequeña (125 ml) C (130)

Es importante enfatizar que estos números son aproximados y que pueden variar mucho con distintos alimentos del mismo tipo, ya que depende de cómo se produce ese alimento y los ingredientes que contiene.

Discusión

Las huellas hídricas nos dicen qué cantidad de los limitados suministros de agua de la Tierra estamos usando, por lo que podemos preguntarnos: ¿cómo podría cada uno de nosotros ahorrar agua haciendo pequeños cambios en los artículos que consumimos?

Las preguntas sugeridas para realizar después de la actividad incluyen las siguientes:

  • • ¿Qué valores de la huella hídrica te han sorprendido más? ¿Alguno te alarmó más?

    • ¿Qué tipo de alimentos crees que suelen tener una huella hídrica elevada y por qué?

    • ¿Qué factores crees que inciden en la huella hídrica de un alimento?

    • ¿Por qué las huellas hídricas de artículos similares (por ejemplo, café y té) pueden ser muy diferentes?

    • Mira la figura del agua disponible en la Tierra. ¿Qué te dice esto sobre la necesidad de conservar agua en la Tierra?

    • Si tuvieras que reducir tu huella hídrica, ¿qué efecto tendría esto en ti y en tu familia?

    • Un tercio de la producción mundial de alimentos termina en la basura, como desperdicio. ¿Cómo crees que deberíamos reducir nuestro desperdicio de alimentos para disminuir la cantidad de agua desperdiciada?

Los estudiantes pueden usar internet para responder estas preguntas. En la sección de recursos, al final de este artículo, se muestran páginas web de interés para calcular los valores de la huella hídrica, y también para obtener explicaciones sobre por qué varían.

 

Una hamburguesa promedio tiene una huella hídrica muy grande: alrededor de 2400 litros.
Drozhzhina Elena/Shutterstock.com

 

A small cup of black coffee has a water footprint of about 130 litres – more than four times the value for a cup of tea.
Una taza pequeña de café negro tiene una huella hídrica de aproximadamente 130 litros, más de cuatro veces el valor de una taza de té.
Marco Verch/Flickr.com, CC BY 2.0

 

Actividad 2. Las huellas hídricas en los almuerzos preparados

En esta actividad, los estudiantes investigan la huella hídrica aproximada de seis almuerzos preparados. Pueden usar esta información para pensar (y tal vez cambiar) lo que eligen colocar en el recipiente para llevar sus almuerzos. Los estudiantes pueden trabajar individualmente o en grupos, en forma remota o presencial.

Se provee un recurso docente con valores para cada alimento y cálculos para cada recipiente de almuerzo preparado, pero tenga en cuenta que estos valores no son exactos: se basan en pesos aproximados, y los alimentos de diferentes países usan distintas cantidades de agua que dependen de la materia prima que se necesita para cultivar y cosechar el alimento. Por ello, hay una amplia variación en los valores para el mismo alimento que proviene de distintos orígenes.

Materiales

  • Recurso estudiantil: fotos rotuladas de los recipientes con comidas preparadas (véase la figura 1 y la sección de materiales adicionales)
  • Recurso docente: cálculos de huellas hídricas aproximadas del contenido de los recipientes de comidas preparadas (véase la sección de materiales adicionales)
  • Acceso a internet para investigar los valores de las huellas hídricas (véase la sección de recursos)
Figure 1: Some sample lunch boxes: can students work out the water footprint of each?
Figura 1: Algunos recipientes de comidas preparadas. ¿Pueden los estudiantes averiguar la huella hídrica de cada uno? Haga clic en la imagen para ampliarla.
Sinead Kelly/Nicola Graf

Procedimiento

  1. Los estudiantes observan las fotos rotuladas de los recipientes de comidas preparadas (en clase o en forma remota).
  2. Cada estudiante (o grupo) elige tres o más recipientes de comida preparada (idealmente, todos) para calcular su huella hídrica.
  3. Los estudiantes usan internet y los enlaces de la sección de recursos para averiguar los valores relevantes por kilogramo (o similar) de cada uno de los alimentos rotulados en las fotografías.
  4. Con esta información, los estudiantes calculan la huella hídrica de cada alimento de los recipientes de comida preparada y luego averiguan el total de cada recipiente.
  5. En este momento, los docentes pueden aportar información con la hoja titulada «Cálculos para los recipientes de comida preparada» (véase la sección de materiales adicionales) que provee los valores de la huella hídrica de cada uno de los alimentos.
  6. Luego, los estudiantes pueden compartir y comparar sus averiguaciones y pensar en las preguntas de discusión propuestas a continuación.

Discussion

Para el seguimiento de esta actividad se sugieren algunas preguntas tales como las indicadas a continuación:

  • ¿Qué recipiente de comida preparada tenía la huella hídrica más elevada? ¿Cuál tenía la huella hídrica más baja?
  • ¿Qué alimentos crees que representan los mejores valores con respecto a su huella hídrica, y cuáles creen que representan los peores?
  • Elige un alimento de los recipientes y decide si su huella hídrica es sostenible a lo largo de los años. Justifica tu respuesta.
  • Piensa en los alimentos que normalmente elegirías incluir en tu propio almuerzo preparado. ¿Cuál podría ser la huella hídrica total de ese almuerzo?
  • ¿Qué alimentos de ese almuerzo tienen la huella hídrica más elevada? ¿Cómo los podrías reemplazar con mejores opciones?
  • ¿De qué otras maneras piensas que puedes reducir la huella hídrica de tus alimentos? (Por ejemplo, cambiar el café por el té, o la carne de res por el pollo).
  • ¿Puedes idear un almuerzo preparado que tenga una huella hídrica de no más de 300 litros?

La última pregunta podría usarse como base para una competición entre estudiantes, en la que los éstos votan por la mejor fiambrera: los artículos más apetitosos combinados con una huella hídrica baja.

Resources

Author(s)

Sinead Kelly es docente de ciencia, biología y educación física en St Oliver’s Community College en Drogheda (Irlanda). Sinead ha ejercido la docencia durante 19 años en Irlanda, Inglaterra y Zambia. Fue miembro del equipo irlandés de Science on Stage en 2019, y también es uno de los autores de un libro educativo de ciencia, Investigating Science (2016, Gill Education).


Review

El agua dulce es un recurso limitado que se distribuye de manera desigual en la Tierra y se ve expuesto a un mayor riesgo por el cambio climático y la creciente población mundial. Este artículo ofrece a los profesores y estudiantes una excelente oportunidad para abordar un problema global crítico mediante actividades sencillas pero estimulantes.

A partir de experiencias cotidianas, como comer y beber, el autor involucra a los estudiantes con un cuestionario sobre la huella hídrica de alimentos y bebidas comunes, lo que los lleva a comprender el consumo de recursos ocultos necesarios para llevar estos productos a nuestra mesa. Luego, a los estudiantes se les presentan varias fiambreras diferentes y se les reta a encontrar una selección de comida sabrosa y sostenible para su propia comida.

Recomiendo esta actividad a los profesores de secundaria interesados en abordar los temas de sostenibilidad de una manera amigable y atractiva, que tiene como objetivo promover elecciones y comportamientos responsables entre sus estudiantes. Además, las actividades se pueden realizar fácilmente en la escuela o de forma remota, ya que solo se requiere una computadora y acceso a Internet.


Giulia Realdon, docente de ciencias naturales e investigadora educativa, Italia




License

CC-BY