Un proyecto para generar interés por la Geología en el aula Teach article

Traducido por Mónica González-Domínguez. Emm Barnes from the British Society for the History of Science describes an initiative to develop exciting interdisciplinary activities. And gives the recipe for a delicious edible geology project!

Construye tu propio dinosaurio

“The Bone Trail” (secuencia de huesos) es un proyecto financiado por la Sociedad Británica de Historia de la Ciencia, el plan de enseñanza secundaria de Bolton y el Museo de Manchester, Reino Unido. Un grupo de tres educadores- un historiador de la Ciencia (el autor) y dos profesores de Ciencias (Peter Fowler y Alison Henning) diseñaron dos días de actividades para alumnos de 13-14 años, para acercar contenidos sobre historia de la anatomía comparada, geología y paleontología.

Los objetivos que se perseguían era enseñar a pensar e inspirar entusiasmo sobre las ciencias de la tierra. Los estudiantes de la escuela superior de Westhoughton y la escuela femenina de Frances Bardsley participaron en la primera edición de esta actividad en Mayo de 2006

En la mayoría de las escuelas primarias de Inglaterra se enseña y se integra Historia, Geografía, Ciencia y Arte, letras y números, utilizando temas como “donde vivimos” o “la vida en los años 30s”. Sin embargo, los niños de la escuela secundaria reciben estos conocimientos de forma separada; a esa edad muchos niños parecen decidir si son de letras o de ciencias, o si no les gusta la escuela. Nosotros pretendíamos corregir esta separación de áreas uniendo ciencia con historia, matemáticas, literatura, arte y tecnología de los alimentos mediante actividades interdisciplinares. Este diseño animó a los/as alumnos/as a tomar conciencia de sus competencias y ofreció a los profesores un modelo para atender las distintas preferencias de los/as escolares. Hemos intentado elaborar materiales que fuesen interesantes y divertidos como los que se suelen ofrecer a escolares más aventajados. Pretendíamos que estos materiales fuesen accesibles a todos los/as niños/as porque pensamos que cada niño/a puede beneficiarse intelectual y socialmente de este refuerzo que permite la conexión entre distintas asignaturas.

Durante el proyecto piloto las actividades más populares fueron aquellas que no exigían hojas de trabajo. Una de las actividades más sencillas consistió en mostrar a los niños dos mapas geológicos de Inglaterra: una réplica del mapa de William Smith (1815)- el primero que representa el país- y otro de una investigación más reciente. Asignamos a cada niño tres tareas para trabajar en pequeños grupos: 1)hacer una lista de las semejanzas y de las diferencias entre los dos mapas; 2) proponer en qué fecha habría sido realizado cada uno de los mapas; 3) formular cuestiones sobre los mapas. Esta última tarea era crucial ya que animaba a los estudiantes a decidir cuáles eran las preguntas más interesantes sobre los mapas y permitía a los profesores determinar con mayor precisión el nivel de los/as estudiantes participantes. Encontramos que los niños estaban sorprendidos al descubrir que el mapa más viejo había sido elaborado hacía dos siglos a partir del trabajo de un solo investigador, teniendo en cuenta que ambos mapas eran similares.

Para descubrir la manera de conocer el aspecto y el movimiento de los animales ya extinguidos, asignamos a cada niño la tarea de realizar un panel de una página exponiendo la historia de las distintas teorías sobre los dinosaurios, utilizando recursos de Internet. Recomendamos distintos sitios con reproducciones de artistas de los siglos XIX y XX y enseñamos a los niños cómo usar buscadores de imágenes para que ellos mismos tuvieran acceso a la información.

La actividad final fue un trabajo en equipo. Se trataba de diseñar y construir un modelo a tamaño real de un iguanadon a partir de cable galvanizado, periódico y tela fina de algodón impregnada con escayola. Los niños empezaban diseccionando patas de pollo cocidas para saber los músculos de los descendientes actuales de los dinosaurios en esa extremidad. Propusimos un problema: hacer un escalado del pollo al iguanadon recordando que el volumen aumenta por un factor cúbico. En una sesión conseguimos un fémur de iguanadon fosilizado para ayudar a los niños en el cálculo del tamaño de la pierna a realizar Los modelos resultantes fueron espectaculares. Algunos de los chicos, que era distraídos en la clase, se descubrieron como grandes ingenieros y jefes de grupo en este ejercicio. Pudimos observar como su autoestima crecía a medida que los modelos iban tomando forma.

Modelo de pierna de
iguanadon y sus creadores

Los recursos utilizados pueden descargarse de la página de la Sociedad Británica de Historia de la Cienciaw1. Agradeceríamos sugerencias para mejorar esos recursos y también historias que hayáis utilizado en clase y en los museos. Os proponemos un práctica de geología comestible para enseñar cómo se forman las rocas sedimentarias y la teoría de la superposición. Realiza un modelo 3D de estratos con capas de chocolate (ver receta) .

¿ Quieres participar?

Para más información sobre el proyecto o para expresar tu interés en el programa del segundo año (2006-2007) envía un e-mail a outreach@bshs.org.uk.

Pastel de chocolate estratificado

En 1859 Punch sugirió que una manera de enseñar la geología podría ser construir pasteles en capas. “Hagamos pasteles que ilustren la ciencia de la geología-compuestos de capas que recuerden las de la tierra pero no en su gusto. Los niños podrían aprender geología con un pastel, descubriendo la corteza terrestre mientras se comen un modelo de la misma” (Anon, 1859).

En esta receta los niños ponen una capa de cereza entre dos estratos de chocolate. Una vez que se ha hecho, crearán una línea de falla para marcar la capa de crema.

Ingredientes

  • 100 g chocolate blanco
  • 100 g chocolate con leche
  • 100 g chocolate negro
  • 3 pedazos de mantequilla, de 20 grs cada uno
  • 25 g de arroz inflado
  • 120 g de cerezas glaseadas, cortadas en mitades
  • 75 g de galletas troceadas

También necesitas un molde de pastelería redondo de 15-17 cm de diámetro.

Modo de preparación

  1. Sella el borde del molde de pastel.
  2. Funde el chocolate blanco con uno de los pedazos de mantequilla en un microondas a medio gas (30 s, funde, remueve y repite hasta que esté fundido; llevará dos minutos).
    Añade el arroz.
    Extiende la mezcla en el molde y aplastar los granos de arroz (estarás compactando los sedimentos).
    Déjalo enfriar mientras preparas la otra capa.
  3. Funde el chocolate con leche con mantequilla como arriba.
    Añade las cerezas.
    Extiende una capa de chocolate con leche.
  4. Funde el chocolate negro con la mantequilla restante.
    Extiende los trocitos de galleta.
    Extiende dos capas de chocolate negro.
  5. Deja en el refrigerador durante 8 horas.
    Una vez que el pastel se haya consolidado sácalo del molde. Déjalo templar a temperatura ambiente.
  6. Coge un cuchillo afilado y corta el pastel por el medio preferiblemente con ángulo. Esa será la línea de falla.
  7. Ahora mueve una de las piezas de manera que la capa de chocolate negro superior de una de las mitades esté a nivel de la capa de chocolate con leche de la otra, exponiendo así el relleno de cerezas. Si te apetece puedes utilizar palillos de dientes para sacar las cerezas ¡ Procura no desplazar las otras capas para evitar un derrumbe!

Download

Download this article as a PDF

References

  • Anon (1859) Geological Twelfth-Cakes. Punch 36, p31

Web References

  • w1 – Todos los recursos pueden ser descargados de la página outreach de la Sociedad Británica de Historia de la Ciencia.

Review

El artículo es interesante y el proyecto es incluso más atractivo. Los aspectos más destacados son el enlace entre la investigación académica, el enfoque interdisciplinar, la conexión entre ciencias y humanidades, la integración de materiales educativos tradicionales con propuestas más creativas como material de cocina y la posibilidad de adaptarlo a otros contextos didácticos.

Recomiendo este artículo para profesores de secundaria que desean desarrollar un currículum multidisciplinar y fomentar el interés de los alumnos por la historia de la ciencia. Las actividades prácticas como construir un modelo anatómico del fósil y preparar un pastel geológico son fantásticas para generar entusiasmo y motivación.

Profesores creativos pueden inspirarse ampliando y adaptando el material con la ayuda de los recursos propuestos.


Giulia Realdon, Italia




License

CC-BY-NC-SA