Haciendo pan: enseñando ciencia en la escuela primaria Teach article

Traducido por Ramón Vargas Salas. Algo tan cotidiano como el pan puede ofrecer un espectro sorprendente de oportunidades para la enseñanza interdisciplinaria.

Imagen cortesía de
madlyinlovewithlife; fuente de
la imagen: Flickr

Hace miles de años los humanos mezclaron harina y agua para hacer pan. En algún punto, un panadero se distrajo, posiblemente porque a su lado pasó un tigre dientes de sable, y regresó a su masa horas después, encontrando que estaba extrañamente más ligera y esponjosa. Estos fueron las bases para el pan hecho con levaduraw1: pan hecho usando levadura, un microbios que se encuentran ampliamente de manera naturaw1.

En esta serie de actividades para niños de entre 9 y 11 años de edad, miramemos a la ciencia para hacer pan y a los útiles microbios involucrados. Las actividades de la 1 a la 4 pueden realizarse en una hora pero hacer pan necesita por lo menos de medio día, realizando las actividades mientras se cocina el pan-

Actividad 1: observando a los microbios naturales

Fresas mohosas
Imagen cortesía de seniwati;
fuente de la imagen: Flickr

Existen muchos microbios a nuestro alrededor en el mundo, invisibles al ojo humano. Como nosotros, están programados para sobrevivir y reproducirse; para hacerlo se alimentan de azúcares naturales y proteínas de donde puedan encontrarlas y en el proceso, las descomponen. ¿Alguna vez has agarrado una naranja y encontrado un anillo de moho blanco con moho verde azulado en el centro? ¿O sacado queso del refrigerador para encontrar que tiene un moho verde negruzco?

Es fácil ia a “pescar” microbios en casi cualquier lado y puedes llevar a toda la clase a un “viaje de pesca” haciendo que dejen un plato con pan, queso o fruta expuesto al aire, en un lugar seguro y esperando un par de días o de semanas. Lo que los estudiantes verán es el resultatdo de los microbios en el aire estableciéndose en la comida y alimentándose de las azúcares y proteínas en ella, desarrollando eventualmente algo que llamamos moho.

 

Nota de seguridad

Asegúrate de que ninguno de los alumnos tenga alergia al moho y recuérdales de no comer la comida o acercarse mucho al moho para no respirar las esporas.

 

A puñado de levadura fresca
Imagen cortesía de Hellahulla;
fuente de la imagen:
Wikimedia Commons

Podemos obsevar un ejemplo más rápido de microbios alimentándose usando levadura de panadero, un conglomerado de microbios de levadura que pueden observarse, olerse y sentirse. Pídele a la clase que mezcle una cucharada de levadura para panaderá con 100 ml de agua tibia y azucar; dejen la mezcla en algún lugar tibio pero ventilado. Tras un breve periodo de tiempo los niños deberán de ser capaces de observar formarse una espuma en la mezcla y detectar un olor picante. Estos efectos son causados por la producción de dióxido de carbono y alcohol en un proceso conocido como fermentación.

Muchos niños sabrán que la levadura se usa para hacer pan, ¿pero cómo está envuelta la fermentación?

Corta una hogaza de pan y pídele a los niños que describan lo que ven. Con suerte dirán que ver burbujas y que el parece una esponja. Pregúntales si pueden hacer una conexión entre las burbujas que vieron y aquellas en el pan.

Colonias de levadura
Imagen cortesía de Lilly_M;
fuente de la imagen:
Wikimedia Commons

Házle a los niños unas pocas más de preguntas:

  • ¿Qué le sucede a las burbujas en la levadura fermentada? (Eventualmente explotan.)
  • ¿Por qué no le pasa eso a las burbujas en el pan? (Porque están “dentro” del pan.)
  • ¿Que tiene el pan que mantienen a las burbujas adentro? (Harina mezclada con agua.)

Ahora una pequña actividad. Pídele a los niños que imaginen que son la levadura, soplando dióxido de carbono al aire. ¿A dónde va? A continuación, dales globos y pídeles que los inflen. ¿Cuál es la diferencia en términos de a dónde va el aire? (Es mantenido dentro de los globos.) Ayuda a los niños a entender la diferencia colocando todos los globos inflados en una caja para simular el dióxido de carbono en una hogaza de pan, mantenido en su sitio por pequeñas “pelotas” de masa.

Actividad 2: la historia de la hechura del pan

Imagen cortesía de djwtwo;
fuente de la imagen: Flickr

En la actividad 1, los niños aprendieron que la levadura, la azúcar y el agua producen el gas que atrapado hacen que el pan se esponje. Aprendieron también que la harina, cuando se mezcla con levadura y agua, forma un “balón” que mantiene a las burbujas en la hogaza. Como una introducción a aspectos mas amplios sobre la hechura del pan puedes leer la historia de “La Pequeña Gallina Roja”. Si no tienes una copia puedes usar la versión en línea del proyecto Guttebergw2. La historia ilustra claramente los principales aspectos del proceso de la hechura del pan, desde el campo hasta el plato.

Después de leer la historia pídele a la clase que ilustre cada etapa del proceso y la muestre a todos los demás. ¿Pueden los estudiantes usar las ideas del libro junto con lo que aprendieron en la actividad 1 para escribir instrucciones para hacer pan? Puede haber omisiones pero las pueden subsanar con posterioridad, cuando completen el resto de las actividades.

Vikingos navegando en sus
barcos

Imagen cortesía de duncan1890
/ iStockphoto

Actividad 3: invasores y colonos

Al igual que en muchas otras regiones, las Islas Británicas tienen una historia de invasión y de colonización: los Romanos, Sajones y Vikingos, todos llegaron a las Islas Británicas como invasores para eventualmente establecerse como colonos. De forma similar, el continente Europeo ha visto hordas de invasores y colonos a lo largo de los siglos. Los recién llegados trajeron comida consigo pero pronto requirieron de la comida local. Puedes integrar los temas sobre la hechura y el consumo de pan en tus lecciones de historia usando el tema de los invasores y los colonos. Iniciaremos con un juego de rol.

En un área del aula o del patio de juegos coloca y etiqueta conos o sillas con leyendas que listen los tipos de comida como frutas, trigo, carne y vegetales. Pídele a los niños que se sienten en el área como si fueran colonos, miren a los tipos de comida disponibles a su alrededor y que decidan cual les gustaría comer como colonos. Puedes necesitar recordarles las épocas del año en que están disponibles los distintos tipos de comida, así como el tiempo que les toma crecer o procesarse para su consumo.

Ahora repite el juego pidiéndole a los niños que entren a un área en distintas estaciones del año como invasores que o estarán ahí mucho tiempo. ¿Qué comida pueden consumir y cual no estará disponible para ellos? ¿Que deberán de hacer los invasores si deciden quedarse ahí?

Rebanada de pan con
grandes burbujas de aire

Imagen cortesía de foonus;
fuente de la imagen: Flickr

La actividad debería de enseñar a los niños que algunos alimentos como el pan o los vegetales tienen que ser cultivados y procesados usando herramientas, haciéndoles apropiados para un colono, mientras que otros, como la carne o las frambuesas, pueden obtenerse de inmediato y procesarse con facilidad, y así son adecuados para un invasor.

Actividad 4: distintos tipos de pan

Para esta actividad pídele a los niños que traigan distintos tipos de pan. Coloca una mesa de observación y degustación. Pídele a los niños que sugieran características para comparar, tales como el aspecto del pan, su textura, el tamaño de sus agujeros / burbujas, su sabor y si les gusta o disgusta.

 

Nota de seguridad

Antes de comenzar asegúrate de que ninguno de los niños sufra de enfermedad celíaca, una enfermedad auto inmune disparada por la proteína del gluten en el trigo.


 

Si el pan está envasado, puedes visar la bolsa para información de sus ingredientes y sobre cómo fue preparado. De otro modo, puedes encontrar la información nutricional sobre distintos tipos de pan en internetw3. Si ya has cubierto el tema de la alimentación saludable los niños deberían de entender las bases de la información nutrimental en la bolsa. Si aún los niños aún no han visto el tema, una rápida investigación en línea sobre las categorías en una tabla nutricional pronto los dirá que es saludable y qué no lo esw4. Podrás entonces discutir sobre salud mirando la información nutricional en cada bolsa y categorizar el pan en base a su calidad nutricional, decidiendo que es lo que hace que cada tipo de pan sea saludable o no. ¿Cuál, por ejemplo, tiene la mayor cantidad de fibra o el nivel más bajo de sal?

Actividad 5: Hacer su propio pan

Rebanada de pan francés tras
reposar. Las burbujas de aire
están formadas por el
dióxido de carbono
producido por la levadura
durante la fermentación

Imagen cortesía de Dawn
Endico; fuente de la imagen:
Flickr

¡Ahora a hacer pan! Los niños aman esta parte, es fácil de realizar y casi siempre resulta exitosa. Llévala a cabo desde las bases y consigue algunos granos enteros de trigo para que los niños los muelan usando un mortero. Los niños verán aparecer la harina de los granos molidos y pueden tamizarla para obtener harina pura. No recomiendo obtener toda tu harina de esta forma pues puede tomar mucho tiempo. En su lugar, mezcla tu producto con harina comercial para pan para obtener la cantidad requerida. Como una actividad simultánea puedes sembrar algunas semillas de trigo y observarlas crecer, produciendo quizás el trigo para ¡la clase del año entrante! Esto encaja perfectamente con la historia de la Pequeña Gallina Roja.

Amasando la masa
Imagen cortesía de Anonymous
friend of ElinorD; fuente de la
imagen: Wikimedia Commons

¿Recuerdas esos útiles microbios de la primera actividad? Comienza con un poco de la mezcla de levadura que los niños hicieron en la actividad 1. Tan pronto como empiece a producir espuma mézclala con la harina y sal y agita vigorosamente (puedes descargar la receta del sitio web de Science in Schoolw5. Necesitarás agregar más agua tibia hasta que la masa se convierta en una bola que deje los bordes del recipiente limpios, momento en que los niños podrán poner amasar la masa en una mesa limpia y cubierta de harina. ¿Qué observan que le pasa a la masa conforme la amasan? El gluten en la harina está siendo liberado y haciendo a la masa elástica. Una vez que la masa está suave, necesitas dejarla en un lugar tibio para que repose.

Una hora después pregunta a los niños qué observan y qué piensan que le pasó a la masa para que se esponjara. Cuidadosamente corta una rebanada usando un cuchillo afilado y muestra a los niños las burbujas en la masa. Recuérdales el experimento con el globo para reforzar el porqué el aire se queda en la masa. La masa de pan requiere un segundo amasado antes de dejarla reposar por segunda vez; esto ayuda a esparcir la levadura y el aire a través de la masa. Finalmente estará lista para horneado. Haz una hogaza y úsala como ejemplo, cortándola una vez que esté horneada y huelan la levadura y observen las burbujas.

Agradecimientos

Esta actividad fue publicada primero en Freedom to Teach, the e Collins Education blogw6.

 

Download

Download this article as a PDF

Web References

Resources

Author(s)

Con una grado en enseñanza con especialidad en ciencia, David Lewis ha sido maestro de primaria durante 20 años en el Reino Unido y ahora enseña en una escuela internacional en Chipre. En 2006 David y sus pupilos llegaron a las finales del Premio Científico Rolls Royce, otorgado por aproximaciones innovadoras a la ciencia en el currículo. Ha estado involucrado en el entrenamiento de maestros y desarrollo de currículo y en su tiempo libre escribe para la revista Teach Primary, Collins Education y en un blog educativo en Chipre.


Review

Este artículo propone unas actividades interesantes y novedosas para la escuela primaria, combinado química, historia y cocina, enseñando sobre los microbios dentro del marco de la hechura de pan. Aunque al autor recomienda la actividad para niños de 9 a 11 años de edad, estoy seguro de que los estudiantes más jóvenes de secundaria también les gustará realizarla, experimentando con la levadura y dando un paso más hacia la hechura de su propio pan.


Christiana Nicolaou, Chipre




License

CC-BY-NC-SA