Compound Interest: comunicando la química con gráficos atractivos Inspire article

Traducido por Gabriel Pinto (Universidad Politécnica de Madrid). El profesor de química británico Andy Brunning habla sobre cómo compagina su vida académica con su famosa plataforma on line “Compound Interest”.

Andy Brunning, the mastermind behind Compound Interest
Andy Brunning, the
mastermind behind
Compound Interest.

Imagen cortesía de Andy
Brunning / Compound
Interest  

Por el día, Andy Brunning enseña química en un colegio de educación secundaria en Cambridge, Reino Unido. Pero por la noche, solo se dedica al portal Web “Compound Interest”, creando infografías educativas que exploran la química de la vida cotidiana.

Lo que comenzó como elaboración de un póster para sus propios alumnos ha llevado a Andy a producir casi 400 gráficos, todos disponibles para descargar de forma gratuita desde su portal webw1. Respondiendo preguntas como “¿Por qué el café es amargo?” y “¿Por qué huele tan bien el tocino?” y explicando la química que hay detrás de la miel, los cosméticos y los árboles de Navidad, los gráficos de Andy han aparecido en páginas Web como las de  The Guardian, Huffington Post y Smithsonian (el portal del Instituto Smithsoniano). Su seguimiento en las redes sociales es también impresionante, con más de 227 000 “me gusta” en Facebook y 17 700 seguidores en Twitter, cifras que siguen creciendo rápidamente.

Empezando

A pesar de su fama en Internet, Andy es ante todo un profesor. Después de titularse en química, encontró que no estaba interesado en ejercer un trabajo de laboratorio. “Estaba mucho más entusiasmado con la idea de explicar conceptos de química a alumnos”, dice. “Esa fue la razón por la que escogí el ámbito de la enseñanza en primer lugar.” Trabajó en dos colegios durante su año de formación de profesorado, antes de llegar a otro en Bournemouth, Reino Unido. “Fue allí donde comenzó “Compound Interest””, nos dice.

«Cuando llegué, habían dejado el aula sin elementos visuales. Tenía una tabla periódica en la pared y eso era todo «, recuerda Andy. En un intento de infundir algo de inspiración en la clase, empezó a buscar pósteres en Internet. Pronto vio el problema. Los recursos que encontró eran «aburridos, sin sustancia, o no resultaban visualmente atractivos». Su solución fue «tirar hacia adelante» en su portátil. «Si es colorido e interesante, estará bien», pensó.

Con sólo una cualificación básica en artes gráficas durante su educación secundaria (GCSE) como soporte, Andy comenzó a crear su primera infografía. «El primer conjunto que hice», dice, «era sobre los grupos de elementos en la tabla periódica». Se los mostró a varios profesores, que sugirieron que los publicara en algún lugar de Internet para que otros los pudieran descargar. «Así es como empezó “Compound Interest”: con el respaldo de unos pósteres. ¡Completamente accidental!

Periodic Table
Imagen cortesía de Andy Brunning / Compound Interest

Gráficos en clase

Ahora Andy pretende crear al menos un nuevo gráfico a la semana, pero puede depender de su carga de trabajo en el colegio. ¿Cómo equilibra una carrera docente a tiempo completo con Compound Interest? “Con dificultad”, se ríe. “Normalmente me quedo por lo menos una hora al final de la jornada, planteando la coloración y la planificación”, dice. “Luego pasaré una o dos horas trabajando con los gráficos en casa, ¡aunque mi novia probablemente argumentaría que es un poco más!”

Sus dos tareas, sin embargo, se complementan bien. Andy comenzó a crear sus gráficos teniendo en mente a sus alumnos, por lo que su trabajo es muy aplicable para sus clases. También le gusta investigar sobre temas que no son necesariamente parte del plan de estudios pero que pueden ser incorporados a su enseñanza. Uno de los gráficos favoritos de Andy para usar es el de la tabla periódica, pero también le gusta su «Guía del material de vidrio del laboratorio».

A sus alumnos les gusta también usar los pósteres como referencias. “A mi clase de alumnos con 16 a 18 años le gusta el gráfico de grupos funcionales orgánicos. Todos tienen un ejemplar impreso, ¡y no a petición mía, podría añadir!”. Andy también ha creado versiones docentes de algunos de sus trabajos, quitando partes de los gráficos para que los alumnos llenen espacios en blanco. “Los profesores podrían adaptar fácilmente los gráficos para usarlos como recursos didácticos», sugiere.

Chemistry Laboratory Glassware
Imagen cortesía de Andy Brunning / Compound Interest
 

Sin embargo, los gráficos no se limitan al ámbito de una clase de química. Andy describe cómo un colegio usó varios gráficos para su “semana de la química”, mostrando carteles en diferentes áreas del edificio. El departamento de Inglés presentaba un gráfico que explicaba el aroma de los libros, mientras que en el comedor se presentaban gráficos relacionados con la comida. El trabajo de Andy es indudablemente relevante también para otras ciencias y, por supuesto, para nuestra vida cotidiana.

No son sólo los estudiantes de química quienes disfrutan del trabajo de Andy. «Eso es parte de la idea, conseguir que las personas que no son químicos también se interesen», dice. Sin embargo, a pesar de que su audiencia crece más allá del aula, todavía produce un contenido que es más directamente aplicable para los temas que los estudiantes están abordando. «Tiene sentido seguir abasteciéndoles también», dice. «Sé que hay muchos estudiantes universitarios de química que están siguiendo la página de Facebook».

Estudiantes inspiradores (motivadores)

En los últimos tres años, Andy ha construido una impresionante colección de gráficos, así como la publicación de su primer libro ¿Por qué el Espárrago hace que tu orina huela? y otras 57 Preguntas Curiosas de Alimentos y Bebidas. Entonces, ¿cómo puede plantear constantemente nuevas ideas? “Consigo mi inspiración de situaciones diversas,” dice. Sus ideas surgen a menudo cuando enseña o de las preguntas de sus alumnos; incluso la lectura de artículos puede hacer brotar una idea en su cabeza. La inspiración puede venir de acontecimientos cotidianos también; el hecho de ponerse las lentes de contacto por la mañana, por ejemplo, dio lugar a un gráfico que explica los polímeros que componen los diferentes tipos de lentes. El enfoque general de Andy, sin embargo, es crear contenido que él encuentra fascinante, y que espera que lo sea también para otros. “Me encanta el tema de los alimentos”, dice. “¡Fue una razón por la que me concentré en la química de la alimentación en el libro!”

Aroma Chemistry - The Smell of New & Old Books
Imagen cortesía de Andy Brunning / Compound Interest
 

En cuanto a inspirar a sus alumnos a disfrutar de la ciencia, el consejo de Andy es mostrarles cómo es aplicable a sus propios intereses. Si están interesados en deportes, por ejemplo, Andy sugiere mostrarles cómo la química encaja en el tema. “A menudo no se dan cuenta de cómo la química está involucrada en distintos aspectos”, explica.

Se imaginaría el lector que tener un profesor de química con tal éxito en Internet sería una inspiración suficiente para sus alumnos, pero Andy dice que el interés que tienen hacia su trabajo es variable. “Generalmente están muy interesados, pero depende de lo emocionados que estén por la ciencia. Una de mis clases [para niños de 14 a 15 años de edad] está particularmente interesada, y les gusta mirar mi libro en las clases.” Andy encontrará a menudo a alumnos que lean su página “sobre” en el sitio web Compound Interest, pero él no está para proclamar sus éxitos. Algunos alumnos aún no se han dado cuenta de la conexión, y no saben que su propio profesor es quien ha creado los carteles y pósteres que usan en clase.

No pasará mucho tiempo antes de que el resto de sus estudiantes establezcan el vínculo, especialmente con los grandes planes que Andy tiene para Compound Interest. Su objetivo es producir un segundo libro y recientemente ha iniciado un nuevo proyecto, ‘Chemunicate’w2, en el que trabaja con investigadores para difundir sus estudios de una forma más accesible. Además de eso, Andy quiere completar un juego de cartas de química en las que ha estado trabajando, lo que seguro será una delicia en cualquier aula o sala de profesores.

Download

Download this article as a PDF

Web References

  • w1 – Utilice el botón de búsqueda en el sitio web Compound Interest para encontrar cualquiera de los gráficos mencionados en este artículo, incluyendo las versiones educativas para rellenar espacios en blanco. Todos los gráficos se pueden descargar para fines educativos de forma gratuita.
  • w2 – Para saber más sobre el último proyecto de Andy “Chemunicate”.

Author(s)

Hannah Voak es una de las editoras de Science in School. Con un Grado en Biología y entusiasmo por la comunicación científica, se trasladó a Alemania a principios de este año para unirse a Science in School en el Laboratorio Europeo de Biología Molecular.

Laura Howes es la editora anterior de Science in School. Estudió química en la Universidad de Oxford, Reino Unido, y luego se unió a una academia británica para comenzar a trabajar en los ámbitos de la edición y el periodismo científico. En 2013, se trasladó a Alemania, al Laboratorio Europeo de Biología Molecular, donde trabajó para Science in School hasta septiembre de 2016.




License

CC-BY