Experimentada y experimentadora profesora Inspire article

Traducido por Rafael Martínez-Oña. Vasiliki Kioupi siempre ha realizado experimentos científicos con sus alumnos. Ahora también está probando distintos métodos pedagógicos en sus clases y se dedica a enseñar a los profesores.

Vasiliki Kioupi
Imagen cortesía de  Vasiliki
Kioupi

La mayoría de los profesores hacen experimentos con sus estudiantes, no en ellos – a menos que, como Vasiliki Kioupi, pasasen el pasado año trabajando en la Escuela Experimental Modelo de Varvakeio (VMES)w1 en Atenas, Grecia.

Con su gran sonrisa y ojos entusiastas, Vasiliki nunca ha utilizado un bisturí con nadie en su clases; en cambio, utilizó la escuela como un campo de pruebas para varios métodos pedagógicos, tales como el aprendizaje basado en preguntas o el modelo de enseñanza de narración de historias.

«Estos métodos aún son nuevos en Grecia, por lo que la realimentación que damos a los asesores científicos va al Ministerio de Educación griego, y espero que entonces sea cuando se utilice para mejorar el plan de estudios nacional», explica.

Aprendizaje basado en la formulación de preguntas

Proyecto sobre la estructura
y función del ADN: trabajo de
laboratorio

Imagen cortesía de  Vasiliki
Kioupi

Vasiliki inicialmente se formó como bióloga, luego obtuvo el grado de Ciencias de la educación antes de embarcarse en su carrera como profesora de biología, química y física. Como científica, ella siempre ha observado su entorno, haciendo preguntas y aprendiendo de sus propios experimentos – por lo que el método de aprendizaje basado en la formulación de preguntas siempre ha sido un paso natural en sus clases.

Grupo de educación
medioambiental: campaña de
transporte sostenible ‘Take
the underground to go to
school’  

Imagen cortesía de  Vasiliki
Kioupi

Incluso antes de su estancia en la VMES, Vasiliki desarrolló lecciones interactivas en las que se animaba a los estudiantes a investigar activamente conceptos científicos. Como profesora de biología, ha puesto mucho énfasis en la genética y ha investigado en la red para encontrar información interesante que se pudiese utilizar para motivar a sus alumnos: bases de datos biológicos de acceso gratuito, presentes en la red, que ofrecen informaciones interesantes y exhaustivas. Del ADN a las proteínas, de las secuencias a las estructuras e interacciones – allí está todo, siempre y cuando sepas cómo y dónde buscar. A pesar de su disponibilidad, estas herramientas no eran utilizadas – y así sigue ocurriendo – por los profesores griegos, por lo que Vasiliki se siente sola.

Visita a una estación
meteorológica para entender
cómo se recogen los datos de
temperatura y humedad y
cómo se utilizan

Imagen cortesía de  Vasiliki
Kioupi

En 2012, se machó al Laboratorio Europeo de Aprendizaje para las Ciencias de la Vida (ELLS)w2 para apuntarse en el programa de Formación del Profesorado en el EMBL en Heidelberg, Alemania, y aprender más sobre bioinformática y cómo podría explicar estos conocimientos en sus clases. Allí, le explicaron a Vasiliki las últimas técnicas para el análisis del genoma, qué bases de datosw3 tienen esta información y, lo más importante, cómo puede encontrarlas y utilizarlas para enseñar y explicar estos importantes conceptos a sus estudiantes.

Proyecto sobre la producción
de energía sostenible:
encontrar alternativas a
electrodomésticos
convencionales

Imagen cortesía de  Vasiliki
Kioupi

A raíz de esta formación, Vasiliki desarrolló en su clase un proyecto de dos meses de duración para investigar la estructura y función del ADN. «El uso de las bases de datos que hay en la red es una herramienta increíblemente motivadora y eficaz para demostrar conceptos de genética. Mis alumnos fueron capaces de comparar las secuencias y entender cómo se pliega el ADN, se replica y se traduce, a partir de datos científicos reales», explica Vasiliki. «Se sentían como verdaderos científicos y estaban instintivamente más motivados por las clases porque estaban utilizando datos reales.»

Vasiliki también enseñaba química y física, por lo que desarrolló otros proyectos en estos temas, incluyendo un experimento para investigar la producción de energía sostenible. Durante un proyecto de un año, su clase construyó una planta de electricidad basada sólo en energía solar y eólica. La electricidad que produce se utiliza para alimentar una estación meteorológica que registra la temperatura y la humedad del aire.

‘Building DNA models’ en el
curso de biología

Imagen cortesía de  Vasiliki
Kioupi

En el primer semestre de 2014, Vasiliki también ha tenido a sus estudiantes involucrados en la E-CLIC Competitionw4. Esta iniciativa europea tiene como objetivo promover la conservación del paisaje entre los ciudadanos más jóvenes, para que puedan participar en el desarrollo de políticas y evaluar el impacto de estas políticas. Su grupo de educación ambiental presentó una propuesta sobre cómo hacer su escuela más amigable ambientalmente y utilizar sus recursos de una manera más sostenible. Los resultados de la competición se conocerán pronto.

Estos proyectos centrados en la investigación son muy populares entre los estudiantes, pues se sienten involucrados y pueden conseguir algo tangible de ello. «También es muy gratificante para el profesor. En parte, una de las cosas por las que me gusta mucho mi trabajo es porque puedo crear una relación especial con los estudiantes y tengo información inmediata sobre lo que hago. Puede ser bueno, o, a veces no tan bueno, pero siento de inmediato cómo van las cosas y puedo adaptarme», dice Vasiliki. «Te empuja a hacerlo lo mejor posible todo el tiempo.»

Modelo de enseñanza narrativo o de contar historias

Preparación para el concurso
regional ‘Experiments in
Biology, Chemistry and
Physics’

Imagen cortesía de  Vasiliki
Kioupi

Las interacciones humanas influyen en el progreso en más de un plano. La ciencia no se desarrolla por sí misma, independientemente de cualquier contexto: se desarrolla por la gente, y muy a menudo, influida por la sociedad en la que existe. Es muy importante tener en cuenta este aspecto humano, y así fue como el equipo VMES comenzó a aplicar el modelo de enseñanza narrativo en 2014.

Los estudiantes ven videos de importantes descubrimientos científicos que se presentan de manera narrativa: el foco está puesto en los científicos que hicieron el descubrimiento, cómo razonaron y se acercaron al tema de investigación, qué método utilizaron, y cómo el entorno social influyó en sus decisiones. Tras la proyección, los estudiantes responden las preguntas, realizan actividades y llevan a cabo investigaciones en la red para complementar su conocimiento tanto del concepto científico como del contexto en el que fue descubierto.

Proyecto sobre la estructura
y función del ADN: visita de
estudiantes a un portal
interactivo de ciencia para
recoger datos

Imagen cortesía de  Vasiliki
Kioupi

Uno de estos videos, por ejemplo, cuenta la historia del médico escocés James Lind que descubrió la cura para el escorbuto. Lind fue la primera persona que realizó un ensayo clínico para contrastar diversas hipótesis sobre el tratamiento de la enfermedad que, en su época, aquejaba mayormente a marineros. La actividad educativa correspondiente primero pregunta a los estudiantes que identifiquen e investiguen los hechos más importantes sobre el descubrimiento y la propia enfermedad. Luego se les pide que diseñen y realicen su propio experimento para encontrar una solución a un problema de la vida real similar al que se enfrentó Lind.

Colaboraciones

Proyecto sobre la estructura
y función del ADN: evaluación
mediante TICs

Imagen cortesía de  Vasiliki
Kioupi

Una gran parte de estos nuevos métodos de enseñanza se basa en la colaboración entre los estudiantes: tienen que trabajar en equipo para resolver problemas y superar los desafíos. Del mismo modo, la colaboración entre los profesores con ideas afines, o escuelas, puede proporcionar un valor añadido a la lección y al alcance de las observaciones y análisis de los estudiantes. Algunos proyectos, como por ejemplo la vigilancia del medio ambiente en un área específica, pueden llegar a ser mucho más completos e interesantes si varios grupos recogen y comparten datos y las escuelas establecen colaboraciones con institutos de investigación. Por esta razón, Vasiliki ahora está desarrollando un nuevo trabajo como formadora y consejera de profesores en Atenas.

Con un enfoque en el medio ambiente y el desarrollo sostenible, Vasiliki va a poner en marcha proyectos con y para los colegas dentro y fuera del aula. Después de una cuidadosa evaluación, los proyectos seleccionados se divulgarán al público más ampliamente a través de una red que Vasiliki coordinará. Al ser responsable de las diferentes escuelas en una amplia zona de Atenas, también espera poder establecer iniciativas de colaboración, como por ejemplo en un proyecto de monitorización del agua del mar. Mediante los conocimientos que ha aprendido como profesora de ciencias en los últimos años, está comunicando ciencia a una audiencia aún más amplia – esencialmente es como dirigirse  una clase mayor, más grande.

Download

Download this article as a PDF

Web References

Resources

Author(s)

Isabelle Kling se formó como bioquímica y comunicadora científica, más tarde llevó a cabo varios proyectos de comunicación científica en Canadá y Europa. En la actualidad es una de las editoras de Science in School en el EMBL.


Review

El artículo es muy interesante. He encontrado muchas analogías entre el Sistema descrito en el artículo y el viejo enfoque Nuffield de aprendizaje utilizado en el Reino Unido.


Dr Terry Myers, Banbridge Academy, Irlanda del Norte




License

CC-BY-NC-ND