Fuera de la oscuridad: tuits desde el espacio Inspire article

Traducido por Elisa López Schiaffino. El aterrizaje sobre un cometa logrado por la misión Rosetta lleva a destinos sorprendentes e inesperados en el campo de la comunicación científica.

Fue uno de esos momentos excepcionales que apareció en los titulares del mundo, resumido en 140 caracteres:

Los dedos que rápidamente teclearon y mandaron el tuit en 10 idiomas son los de Karin Ranero. Años atrás Karin hizo una pasantía para Science in School; ahora es editora del portal web del Centro Aeroespacial Alemán (DLR) y la DLR Magazine. También fue parte del equipo encargado de manejar la cuenta de Twitter de una de las estrellas mundiales del 2014 –no de un jugador de fútbol o un actor o cantante, sino de una pequeña sonda robótica llamada Philae, que se aventuró donde nadie ni nada había ido antes: la superficie de un cometa.

En noviembre de 2014, la gente de todo el mundo contuvo el aliento al ver una transmisión en directo por internet que mostraba a la misión Rosettaw2, el pináculo de la Agencia Espacial Europea (European Space Agency, ESA)w1, llevando a la sonda Philae a su destino final –el Cometa 67P- tras un viaje de 10 años por el Sistema Solar. A 500 millones de kilómetros de la Tierra, el vehículo orbital y el de aterrizaje se comunicaban el uno con el otro y con los investigadores aquí en la Tierra. Y, a diferencia del primer aterrizaje en la Luna, mucha gente seguía la aventura de Philae a través de un canal muy moderno: Twitter.

Karin es una de las personas del equipo que le da a Philae su alma y su voz. “Mi trabajo combina un poco de todo lo que he aprendido”, explica Karin, que fue una pasante en el European Southern Observatory (ESO)w3 antes de trabajar para Science in School, con base en el Laboratorio Europeo de Biología Molecular (EMBL)w4. “Estudié astrofísica, pero me di cuenta de que lo que más me gusta es hacer divulgación científica. Quería aprender cómo conectarme mejor con la gente, y por eso estudié psicología. Después de completar mi licenciatura, trabajé en el departamento de comunicaciones del Observatorio del Teide (Instituto de Astrofísica de Canarias) donde, entre otras cosas, fui responsable del aporte al proyecto del National School’s Observatory que usa el Telescopio Liverpool. Mientras trabajaba allí colaboré estrechamente con distintos museos, por lo que luego decidí realizar una maestría en museología”. Karin está haciendo buen uso de toda su experiencia en su trabajo actual. “Si uno explica algo y la gente puede relacionarse o identificarse con eso, logra atraer su atención y hace que quieran saber más –con Philae, ayudó el que pudiéramos contar esta historia de una manera tan divertida”.

Y precisamente por eso @Philae2014 causó sensación en Twitter y logró 400 000 seguidores, reuniendo retuits de la Casa Blanca de Estados Unidos y contribuyendo a los titulares de todo el mundo.

La interacción con la cuenta Twitter de la nave Rosetta, manejada por un grupo de la ESA, enriqueció la experiencia. Karin explica que los tuits entre Philae y Rosetta se parecen a una conversación entre amigos que emprenden una gran aventura – no parecen trozos de metal en el frío espacio exterior, sino seres llenos de emociones. “Lo pasamos fenomenal al trabajar con el equipo Rosetta y los científicos del DLR Lander Control Center. Intentábamos pensar qué decir de antemano, pero las conversaciones podían cambiar en un minuto”.

En efecto, como de alguna manera Karin es Philae, ella tiene una línea directa de comunicación con el Lander Control Center del DLR. “En esos momentos de tensión, es importante esperar los consejos de los expertos que primero tienen que averiguar qué es lo que está pasando”, dice Karin. Cuando el sistema de arpones de Philae no ancló el módulo de aterrizaje al cometa, por ejemplo, Philae rebotó y aterrizó en un terreno accidentado a unos kilómetros de la zona de aterrizaje deseada, un hecho que Karin señala fue afortunado aunque parecía desafortunado. Philae tomó imágenes y examinó una zona que nunca habría visto de no haber aterrizado de esa manera.

Antes de agotar sus baterías, Philae envió datos abundantes que mantienen ocupados a los investigadores aquí en la Tierra –y hasta podría haber otro giro en la historia. “El sitio de aterrizaje de Philae protegerá a la sonda de la radiación excesiva”, agrega Karin. “Los científicos tienen esperanzas de que cuando el Cometa 67P se acerque al Sol, Philae tenga suficiente energía para despertarse –y estaremos esperando que eso suceda. Nunca olvidaré el ambiente en el Lander Control Center durante el aterrizaje, un hecho único del que se escribirá en los libros de historia, y fue un privilegio ser parte de eso”. Y gracias a Karin y a su equipo, miles de personas sienten lo mismo. Misión cumplida.

Breve entrevista con Karin

¿Cómo empezó a interesarle la ciencia por primera vez? ¿Hubo un momento o una persona importante en particular, o su interés creció gradualmente?

Creo que comencé a interesarme en la ciencia porque mi padre es ingeniero y siempre me alentaba a cuestionarlo todo. Al principio yo quería ser pediatra, pero con el tiempo, me di cuenta de que no era para mí. Mi interés por el espacio se originó en la escuela secundaria: me asombró el tamaño del universo, me inspiraron sus hermosas nebulosas y galaxias, y me sorprendió su violencia. En ese entonces comprendí que quería aprender más sobre nuestro lugar en el universo. Tuve mi primer telescopio a los 17 años y me he dedicado a la ciencia desde entonces. Nunca olvidaré la primera vez que vi a Saturno con mi telescopio – ¡impresionante!

¿Qué disfrutas más de trabajar en el campo de la ciencia? ¿Cuáles son los inconvenientes?

Disfruto todo – el entusiasmo al enterarme de nuevos descubrimientos, conocer a la gente que hizo los descubrimientos, ver que años de trabajo duro finalmente valen; todo en nombre de la humanidad. Los avances científicos mejoran nuestra calidad de vida y nos permiten profundizar nuestro conocimiento sobre dónde venimos y hacia dónde vamos.

El único inconveniente es que a veces tengo que trabajar a altas horas de la noche, por ejemplo cuando hay un lanzamiento. Pero, a la larga, incluso eso no resulta un inconveniente, porque debo decir que realmente lo disfruto. Soy muy afortunada al tener un trabajo en el que aprendo algo nuevo cada día.

Cuéntenos sobre algunos momentos particularmente memorables de su carrera.

Oh, tuve unos cuantos momentos memorables en mi carrera – ha sido bastante variada. En el 2006, mientras trabajaba de comunicadora científica en el Observatorio del Teide, tuve el gusto de acompañar al ingeniero espacial Lester Waugh y a Chris Draper, gerente industrial de la compañía aeroespacial EADS Astrium, en su visita a Tenerife donde examinaron el sistema de motores para la primera de las misiones ExoMarsw5, a ser lanzada en el 2016. Llevamos a cabo diferentes pruebas en el Observatorio y cerca de allí, ya que las condiciones del suelo son similares a las de Marte. Ese fue mi primer contacto con profesionales de la ciencia espacial. Hasta ese entonces, me había ocupado principalmente de los telescopios y los descubrimientos astronómicos.

Otro momento a destacar fue mi participación en las actividades del Año Internacional de la Astronomía en el ESO en el 2009, especialmente en el proyecto ‘Alrededor del Mundo en 80 Telescopios’w6, en el que nos conectamos en vivo con 80 observatorios de todo el mundo las 24 horas sin parar.

El momento más reciente destacado en mi carrera fue cubrir en vivo el primer aterrizaje de Philae en el Cometa 67P a través de Twitter.

¿Qué le gustaría hacer ahora?

Ahora estoy muy feliz donde estoy. En el futuro, me gustaría seguir trabajando para la industria espacial y científica, haciendo lo que hago – comunicar las maravillas de la Tierra y el Universo y sus descubridores. Nada me inspira tanto como eso.

Download

Download this article as a PDF

Web References

  • w1 – La Agencia Espacial Europea (ESA) es el portal de Europa hacia el espacio. Su misión consiste en contribuir al desarrollo de la capacidad espacial de Europa y asegurar que las inversiones en la ciencia espacial continúen beneficiando a los ciudadanos de Europa y del mundo.
    • La ESA es miembro de EIROforumw7, editor de Science in School.
  • w2 – La misión Rosetta se propone investigar la historia de la formación de nuestro Sistema Solar, y para eso investiga uno de los cuerpos celestiales más antiguos y primordiales: un cometa.
  • w3 – El ESO es el observatorio astronómico terrestre más productivo del mundo. Tiene su oficina central en Garching, cerca de Munich, Alemania, y sus telescopios en Chile.
    • El ESO es miembro de EIROforumw7, editor de Science in School.
  • w4 – El EMBL es el laboratorio europeo líder de investigación sobre la biología molecular. Tiene su oficina central en Heidelberg, Alemania.
    • El EMBL es miembro de EIROforumw7, editor de Science in School.
  • w5 – ¿Hay o hubo alguna vez vida en Marte? El programa ExoMars de la ESA fue llevado a cabo para contestar a esta pregunta.
  • w6 – Las transmisiones por internet del proyecto  del ESO ‘Alrededor del mundo en 80 telescopios’, que fueron transmitidas en vivo el 3 y 4 de abril de 2009, están disponibles en la red
  • w7 – EIROforum es una colaboración entre ocho de las organizaciones intergubernamentales de investigación científica más grandes de Europa, que unen sus recursos, instalaciones y experiencia para que la ciencia europea alcance su pleno potencial. Entre sus actividades de divulgación y educación, EIROforum publica Science in School.

Institution

EMBL, ESA, ESO

Review

Este artículo describe cómo una joven científica cubrió el aterrizaje de la sonda Philae a través de Twitter, una plataforma de medios sociales. El artículo puede ser usado para incentivar a los alumnos a que consideren carreras de ciencia, y mostrar que las carreras de ciencia no necesariamente suponen trabajar en un laboratorio. También se puede usar a modo de introducción al espacio y el descubrimiento, y estimula en los estudiantes el interés por este evento que han visto en las noticias.

Este artículo podría formar la base de una discusión sobre la tecnología y las carreras que abarca el proyecto. Por ejemplo, los estudiantes podrían hablar sobre la fotografía, las fuerzas, cómo el módulo de aterrizaje llegó al cometa, el aterrizaje, la energía solar, los sistemas de computación que manejan el proyecto, la ingeniería utilizada, la ciencia espacial, la ciencia de los cometas y cómo funcionan los sistemas de comunicación. También podría estimular la creación de un proyecto sobre el espacio y la astronomía.


Mike Sands, Longcroft School, Reino Unido




License

CC-BY-NC-ND