¿Es Cierto que la Curiosidad Mató al Gato? Inspire article

Traducido por William Medina-Jerez, College of Education, University of Wyoming, Laramie, WY USA 82071. Frode Skjold le cuenta a Sai Pathmanathan una de sus actividades favoritas en sus clases de ciencias en la escuela primaria.

Frode Skjold
Imagen cortesía de Frode Skjold

Frode Skjold trabaja como maestro en Noruega desde 1994, actualmente labora en la escuela primaria Ulsmåg en Bergen. Esta es la segunda ciudad más grande de Noruega, es un puerto del oeste del país también conocido entre otras cosas por la lluvia constante, casas de madera de colores, y el buen pescado.

Frode se describe a si mismo como una persona con habilidades en muchas areas sin llegar necesariamente a destellar en alguna en particular, él igualmente imparte todas las clases en la escuela primaria (enfocándose en habilidades básicas como por ejemplo matemáticas, escritura y lectura)—pero su pasión es la ciencia, y él aun no ha conocido a un estudiante a quien no le guste.

Frode creció, junto con sus cuatro hermanos, en una pequeña granja cerca al mar. Sus padres, quienes fueron maestros, siempre le inculcaron a sus hijos ideas sobre la naturaleza y la ciencia. Fue así que pronto Frode y sus hermanos se interesaron en explorar la fauna y flora local. De niños, siempre tomaban largas caminatas, tomando nota de las aves que veían, igualmente pescaban, jugaban en el bosque y atendían a los animales de la granja. Su interés, que vendría a mantenerse por el resto de su vida se cimentó sin que ellos lo percibieran. Tres de sus hermanos hoy trabajan en ámbitos relacionados con la ciencia—uno de ellos es arquitecto de exteriores, mientras que los otros desempeñan cargos administrativos relacionados con el medio ambiente y ciencias de la pesca—y Frode se siente orgullos de ser maestro.

Su palmarés educativo es ecléctico, estudió un poquito de cada cosa, él enseña todas las areas, que van desde el lenguaje Noruego hasta las ciencias. Frode se especializó en biología y física, pero para él la educación formal no es la única que cuenta. “Lo que aprendí mediante la neseñanza y el contacto diario con los estudiantes es una experiencia educativa muy importante para mi,” dice Frode. “La mayoría de los chicos son investigadores por naturaleza, con su propia curiosidad y una necesidad por experimentar, clasificar y verificar. La sed que los estudiantes tienen por el conocimiento constante nos reta a nosotros los maestros a identificar nuevos enfoques en nuestra tarea educativa.

Él es una persona curiosa por naturaleza y piensa que manifestando esta curiosidad en compañia en frente de los estudiantes, es una experiencia educativa como cualquier otra. Él cree que es suficiente con ofrecerle a los estudiantes el contexto científico y las herramientas adecuadas. Los estudiantes están capacitados pare ejecutar sus propios experimentos; en vez de mostrarles todo los pasos a seguir, el maestro puede inspirarlos para que descubran por sí mismos la trayectoria de su aprendizaje.

Bryggen, Bergen
Imagen cortesía de Perplex;
fuente de la imagen: Wikimedia
Commons

Frode trabaja con la Comisión de Investigaciones de Noruega en el proyecto que se tiene planeado para los estudiantes de la educación primaria, a este proyecto se le ha denominado Nysjerrigperw1 (en español ‘El Curioso Peter’, una expresión en Noruego para quien se interesa en conocer sobre muchas cosas). Él es uno de los maestros con quien se consulta como parte de este proyecto, la idea es que Frode comparta su experiencia, conocimiento y actividades de clase con otros maestros al rededor del país, y para que ofrezca presentaciones sobre los métodos del trabajo científico en clases de escuelas elementales, éste es el método antes mencionado, ‘El Curioso Peter’w2.

Para participar en la competición anual de ‘El Curioso Peter,’ Frode comienza por preparar un proyecto investigativo para su clase, con el cual reta a sus estudiantes para que expliquen fenómenos ‘inexplicables’; ellos han participado de manera muy exitosa durante los últimos seis años. Como todos sabemos, la enseñanza está llena de altas y bajas, pero todas las historias exitosas que Frode ha presenciado es lo que lo ha llenado de fascinación. Una de esas historias es la que tengo en mente.

“Mi clase decidió inciar un nuevo proyecto investigativo: “Como hacer volar un trozo de madera, por lo menos a 30 metros de altura,” recuerda Frode. “A los estudiantes se les ocurrió muchas ideas sobre como hacer este proyecto realidad. Los estudiantes tallaron sus piezas de madera, las limaron, y les amolaron las orillas para reducir la resistencia del viento. Un físico de una de las unviersidades locales nos dijo que la velocidad inicial de la pieza de madera debería ser de por lo menos 90 km/h. Pero los estudiantes sabían que jamás lograrían semejante velocidad usando solamente sus brazos y manos; necesitaríamos ciertos instrumentos para el lanzamiento de la pieza de madera. Después de discutir esta situación, acordamos en utilizar un trozo de madera alargado para reemplazar nuestros brazos, y al mismo tiempo ataríamos una cuerda a este trozo de madera. Si pudieramos transmitir la fuerza de la cuerda a la pieza de madera, ella entonces ganaría una velocidad tremenda—o por lo menos, así lo esperábamos. Tratamos de seguir las instrucciones del experto sobre la transmisión de la fuerza y sobre el diseño a escala.”

Bergen de noche
Imagen cortesía de Pål S. Schaathun;
fuente de la imagen:
Wikimedia Commons

Uno de los estudiantes de Frode, una chica retraida, no aprobó el diseño propuesto. Ella talló su propia pieza de madera de tal manera que luciera como un lápiz grande o como una flecha, de 20 a 30 centímetros de longitud, y después le adhirió dos plumas en la parte posterior. En la parte anterior, ella hizo una ranura donde el extremo de la cuerda se podía asegurar con un nudo.

“Cuando la probamos, la flecha diseñada por esta estudiante salió disparada de la cuerda y voló muy alto, siempre en la misma dirección, hacia arriba,” recuerda Frode. “Al final cuando perdió fuerza, cayó graciosamente, en dirección hacia el suelo, gracias a las plumas. La estudiante a la cual se le ocurrió este diseño era cuidadosa, y obtuvo lo que los demás estudiantes querían lograr!”

La flecha voló por encima de los 30 metros de altura, y de esa manera se logró la meta. Este fue un reto—un reto científico en el cual todos los estudiantes participaron con mucho entusiasmo. A Frode aun le hace falta conocer a un estudiante a quien no le interese la ciencia. El confía en que todos los estudiantes tienen una curiosidad innata, y un interés por experimentar con el conocimiento establecido y por mejorarlo.

Los maestros a menudo creen que sus estrategias de enseñanza se ven afectadas por la falta de recursos y locaciones. Aunque Frode está de acuerdo, él cree que un gran número de estudios científicos pueden ser ejecutados con materiales de bajo costo, como por ejemplo latas, botellas desechables, cuerdas, agua y aire. “Un maestro en cada escuela se podría especializar en la identificación de estrategias para ejecutar experimentos de manera sencilla, responsabilizarse por la compra de materiales, inspirar a sus colegas, ejecutar experimentos a menera de demostraciones durante la hora del almuerzo, diseño de instrumentos, y otras tantas cosas,” dice Frode. Pero él se ha dado cuenta que es a él a quien le corresponde esa tarea. “Nuestras autoridades en Bergen dan prioridad a la educación en ciencias.” La única cosa que le encantaría a Frode es poder tener un salon dedicado para las ciencias de tal manera que los instrumentos puedan ser localizados en un solo lugar. Él cree que la falta de ese espacio es lo que hace que algunos maestros de educación primaria se sientan inseguros para promover actividades prácticas en sus clases.

Entre los años 1970 y 1990, el currículo de ciencias en la escula primaria se enseñaba como parte de un area multidisciplinaria que también incluía los estudios sociales. El equilibrio entre los estudios sociales y la ciencia a menudo depende del maestro responsable por su enseñanza. Recientemente, a la ciencia se le ha resucitado como asignatura única en el currículo de la escuela primaria—algo que hace que Frode se sienta muy bien.

El currículo Noruego más reciente ofrece descripciones específicas sobre lo que los estudiantes deben saber al final de cada año. Por primera vez en su carrera, Frode y sus colegas en la escuela están de acuerdo en lo que sus estudiantes deberían saber al final de los grados quinto, sexto, y séptimo. Cada maestro está comprometido en este acuerdo, y Frode cree que esta reforma educativa le ayudará tanto a estudiantes como a profesionales de la educación, pues cada quien ya sabe cuales son las metas a alcanzar.

Así es que hay una necesidad para tener lineamientos comunes en cada area. Sin embargo Frode piensa que aunque debería existir cierta estandarización, también debería haber espacio suficiente dentro del currículo para permitirle a los maestros para que cultiven sus propios intereses y curiosidad científica: “Cierta dósis de impulsividad y expresión es necesaria en la enseñanza. Por esta razón, no es posible guiar la labor del maestro atendiendo a cada detalle.” Frode siente la necesidad por una enseñanza que se fundamente en actividades experimentales. “Los experimentos se deberían ejecutar de tal manera que los estudiantes vean a primera vista que es lo que está sucediendo y para que expresen lo que están aprendiendo. El experimento siempre deber ser el paso inicial. Si ocho experimentos no son suficientes para que los estudiantes entiendan, entonces se debería preparar un noveno.

En este momento, Frode va por toda Noruega con sus presentaciones sobre el método conocido como ‘El Curioso Peter,’ el cual utiliza como herramienta para explicar su metodología en la escuela primaria. “Los maestros deben sintonizarse con los científicos,” así lo describre Frode. Ellos tienen que abrir sus mentes y asumir el rol de científicos. Ellso deben formular una pregunta, una hipótesis, pensar en un experimento que se pueda examinar, ejecutar el experimento y evaluar los resultados—todo esto con la idea central viniendo de los estudiantes.

The winning arrow
Image courtesy of Frode Skjold

Frode y otros colegas suyos miembros de este programa han visto los beneficios de esta metodología: se incrementa el pensamiento científico, y la curiosidad y la participación activa de los estudiantes indica que éste es un suplemento excelente al método convencional.

Frode también hace énfasis en la necesidad que tienen los investigadores para promover el interés de los estudiantes por las maravillas de la ciencia. Él se ha contactado con investigadores interesados en la educación en ciencias para que se comuniquen con las escuelas, organicen eventos, e inviten a grupos de estudiantes a sus departamentos. “Desde hace varios años, el Departamento de Química de la Universidad de Bergen ha venido invitando a estudiantes de sexto grado (11 y 12 años de edad) para que los visiten, y de esta manera introducir diferentes conceptos de química a los estudiantes,” dice Frode. “Para los estudiantes de la escuela primaria, esta es una experiencia excelente, especialmente porque las escuelas carecen de equipo costoso, como por ejemplo nitrógeno líquido y cámaras para trabajar con sustancias tóxicas. Sin embargo, siempre hay una lista larga de visitantes esperando a ser admitidos en el Departamento de Química. Esto debería ser practicado por otros departamentos en universidades locales.”

Otro de los proyectos de Frode son las ‘Frecuencias Investigativas.’ Este es un grupo de actividades que él ha desarrollado sobre por ejemplo el diseño ideal de un avión de papel, o experimentos con buzos cartesianos. El propósito de estas actividades es hacer que los estudiantes, sus maestros, y profesores principiantes se pongan a tono con sus frecuencias investigativas y abran sus mentes a la curiosidad natural y a las habilidades investigativas. Hay experiencias positivas que pueden producir cambios estupendos en los estudiantes: se puede dar que los estudiantes elijan una carrera relacionada con la ciencia, a cambio de las ciencias sociales populares.

La enseñanza interdisciplinaria no es fácil, pero esto no intimida a Frode. Su trabajo en el cual combina ciencia con la escritura creativa y la pintura es fascinante. A él le encanta incluir al lenguaje Noruego en sus clases de ciencias, hace algun tiempo cuando sus estudiantes llevaban a cabo una investigación sobre la formación de ‘conejos de polvo’ (particulas de polvo que por lo general se acumulan debajo de la cama, o detrás de las cómodas). Sus estudiantes limpiaron sus habitaciones completamente al comienzo del proyecto y dejaron de hacerlo por seis semanas. Durante esas semanas, los estudiantes observaron como aparecían los conejos de polvo, los marcaron con plumas muy pequeñas de colores para así saber la trayectoria de los conejos de polvo por la habitación. Esta investigación condujo a una actividad de escritura creativa en Noroego, incluyendo historias preparadas desde el punto de vista del conejo de polvow3. De repente, los estudiantes pudieron pensar como conejos de polvo, entrar en el mundo de los conejos de polvo, y de esta manera practicar otras formas de lenguaje para describir sus pensamientos.

“Por lo general me gusta variar el género y el estilo de mis proyectos investigativos,” dice Frode. “Por supuesto, no puedes ser muy creativo con números y tablas, pero se pueden hacer cosas interesantes como por ejemplo pinturas químicas. Comience por poner en remojo una hoja de papel en el pigmento del repollo rojo, y deje entonces que los estudiantes pinten utilizando ácidos y bases. El pigmento se torna verde cuando se pone en contacto con las bases, y rosa con los ácidos. Los resultados son buenas muestras para una exposición.”

Su recomendación para los maestros de ciencias: sea curioso y fomente esa curiosidad y la inherente necesidad por investigar entre sus estudiantes.

El Curioso Peter

El proyecto de ciencias ‘El Curioso Peter’ w1 is una iniciativa especial de la Academia Noruega de Investigación que tiene como meta, trabajar con maestros y estudiantes de las escuelas primarias. El principal objetivo es animar a niños y adolescentes para que cultiven y mantengan su curiosidad, fantasia, y deseo por aprender. Los niños merecen participar en formas interesantes de diseminar la experimentación. Este proyecto busca fortalecer el interés por la ciencia y la investigación entre la población joven—y se espera que muchos de ellos elijan una carrera relacionada con la ciencia.

Maestros como un recurso en red.

Los maestros con experiencia en esta metodología (El Curioso Peter) funcionan como un recurso en redw4. Ellos pueden colaborar con otros maestros mediante recomendaciones sobre la manera de ejecutar proyectos científicos en las escuelas primarias. También pueden compartir toda su experiencia en la ejecución de proyectos relacionados con la ciencia y en la participación de estudiantes y maestros en festivales científicos. Los maestros en red principalmente ofrecen su experiencia en esta metodología, pero también pueden ofrecer conferencias y otras presentaciones durante seminarios y reuniones de maestros.

Download

Download this article as a PDF

Web References



License

CC-BY-NC-ND