Una mente científica Inspire article

Traducido por Rafael Martínez-Oña. Lucy Patterson habla con Yasemin Koc del British Council acerca del pensamiento científico como una herramienta versátil para la vida.

Yasemin haciendo esgrima
Imagen cortesía de Yasemin
Koc

“La belleza de la ciencia es que puede ser aplicada a cualquier campo”, explica Yasemin Koc, joven científica con una abundante y variada experiencia a sus espaldas. “(La ciencia) te enseña una cierta manera analítica de pensar. Un problema se divide en trozos y se examina desde un número de puntos de vista diferentes. Te ayuda a comprender mejor ciertas cosas. Puede ser una herramienta, como otro lenguaje”. Es una herramienta que Yasemin ha puesto en muy buen uso, a lo largo de sus estudios de grado y de doctorado, como analista de negocios para la banca internacional JP Morgan, y ahora como asesora de comunicación e innovación científica del British Council, con sede en Londres, Reino Unido.

El interés de Yasemin por la ciencia tuvo lugar en la escuela. “Comencé a interesarme por la química, en la escuela elemental, cuando nuestro profesor nos dijo que le entregáramos nuestros cuadernos para calificarlos. Me entró tal pánico que acabé reescribiéndolo. Cuando acabé de hacerlo, lo entendí tan bien que saqué unas notas excelentes en todos mis exámenes de química.

Reloj de la iglesia de Nuestra
Señora de Nuremberg,
Alemania

Imagen cortesía de bcphotobiz
/ iStockphoto

“Además de la química, mi otra gran pasión fue el balón volea (he jugado en varios equipos en Schwaig cerca de Nuremberg, Alemania), y contribuyó el hecho de que el entrenador ¡era mi profesor de química!”

Yasemin se siente europea: nació en Nuremberg, tiene pasaporte alemán, y fue a una escuela local. Cuando tenía 18 años, sin embargo, su familia, de raíces turcas, se fue a Estambul y allí estudió en una escuela alemana en la que se graduó 2 años más tarde.

La primera de sus pasiones la llevó a la Universidad Tecnológica de Vienaw1, Austria, para estudiar química física y analítica, y a cruzar el Atlántico para alcanzar una maestría en el MITw2 en Boston, EEUU, analizando seda de araña sintética en un laboratorio de materiales. Su siguiente parada fue Londres, Reino Unido, donde llevó a cabo un doctorado de 5 años en nanotecnología en el Imperial Collegew3 (para acercar la nanotecnología al aula ver Harrison, 2006, y Mallmann, 2008). “En aquellos momentos, en 2003, la nanotecnología era el campo de la ciencia de mayor interés y mayor dificultad para trabajar en él. Entré en contacto con el profesor Andreas Manz, un pionero en el campo, y comencé mi proyecto en su laboratorio un poco después”.

Vista nocturna del
Parlamento y del Big Ben,
Londres, Reino Unido

Imagen cortesía de
compassandcamera /
iStockphoto

Yasemin desarrolló una herramienta de diagnóstico, cuyos detalles secretos han sido ahora patentados por la compañía americana que financió su investigación (Benninger et al., 2006). El dispositivo desarrollado (similar a un detector manual de metales de los aeropuertos) utiliza nanotecnología de micro fluidos para detectar una enfermedad en la saliva de una persona infectada: la persona examinada escupe en el dispositivo y en menos de un minuto, éste presenta el resultado.

Después de completar su doctorado, Yasemin decidió cambiar su rumbo un poco, pasó a ser analista financiera de JP Morganw4. Allí, utilizó sus habilidades científicas de resolución de problemas para analizar negocios – cómo están organizados, cómo se comunican y cómo manejan los datos – e intentó encontrar maneras de hacerlos más eficientes. “A los bancos les gusta tener científicos ya que tienen la habilidad para pensar analíticamente. Cuando les presentas un problema, lo dividen en sus partes elementales, investigan dónde se puede encontrar el problema, y encuentran una solución eficaz.”

Un año más tarde, Yasemin estaba lista para un nuevo reto. Su trabajo actual es el de asesor de comunicación e innovación científica del British Councilw5, una organización internacional de relaciones culturales que promueve por todo el globo oportunidades de educación y cultura británica. Como parte del equipo de ciencia, Yasemin trabaja en distintos programas diseñados para promover colaboraciones con y entre científicos, y fomentar discusión e intercambio entre ciencia y sociedad.

“Encuentro mi trabajo inmensamente inspirador ya que su propósito es conectar: ponemos en contacto a los científicos con otros científicos, con los políticos, con la sociedad. Queremos facilitar que los científicos hagan un cambio auténtico.”

Yasemin (segunda por la
derecha) participante en un
panel de una conferencia
sobre estrategia de ciencia y
tecnología árabe en El Cairo,
Egipto

Imagen cortesía de Yasemin
Koc

¿Cómo discurre un día normal de Yasemin? Esta es una pregunta que, felizmente, le resulta difícil de contestar: “Es difícil hacer una descripción de mi trabajo día a día ya que varía mucho – lo cual básicamente ¡hace mi trabajo extraordinario! Un día tengo que participar en una reunión con la Royal Societyw6 para discutir una serie de seminarios sobre política científica que estamos planificando llevar a cabo. Por ejemplo, ahora estoy trabajando con nuestras oficinas de África del Sur en un seminario de política científica sobre alimentación que reúna a científicos, políticos, estudiantes y gente de la calle para discutir temas de la alimentación de hoy día.”

“La semana pasada tuve una reunión con la Academia Noruega de Ciencias y Letrasw7 acerca de nuestra ronda de debates sobre la relación entre ciencia y sociedad, sentando juntos a políticos de Noruega y Reino Unido, científicos y otras mentes críticas. Hace algunas semanas, participé en un desayuno de trabajo sobre nanotecnología en la House of Lords (la cámara alta del parlamento británico).”

“Las experiencias que tengo en este trabajo son increíbles. Me reúno con ministros de ciencia, miembros del Parlamento, investigadores y pensadores famosos, periodistas… pero la parte más apasionante de mi trabajo es crear la conexión entre científicos y no científicos a través de la comprensión del mundo científico.”

¿Podría ser también de interés para ti? La recomendación de Yasemin, si estás interesado en un trabajo como el suyo, es: “¡Cualquiera que haya obtenido un título científico y crea en la conexión de la ciencia con otras disciplinas debería buscar un trabajo como este!”

Download

Download this article as a PDF

References

Web References

  • w1 – Para más información sobre la Universidad Técnica de Viena (Technische Universität Wien), ver: www.tuwien.ac.at
  • w2 – Para más información sobre el Massachusetts Institute of Technology (MIT), ver: http://web.mit.edu
  • w3 – Se puede encontrar más información del Imperial College London en su página web: www3.imperial.ac.uk
  • w4 – Para encontrar más información sobre JP Morgan, consultar: www.jpmorgan.com
  • w5 – Para saber más del British Council, incluyendo información y ayuda para profesores interesados en incluir una perspectiva internacional en su clase ó escuela, ver: www.britishcouncil.org
  • w6 – The Royal Society es la academia nacional de ciencia del Reino Unido. Ver: www.royalsoc.ac.uk
  • w7 – Para saber más sobre la Academia noruega de Ciencias y Letras (Norske Videnskaps-Akademi), ver: www.dnva.no

Author(s)

Lucy Patterson leyó su tesis doctoral en la University of Nottingham, Reino Unido, en 2005, y desde entonces ha trabajado como investigadora posdoctoral, primero en Oxford, Reino Unido, y luego en Friburgo y Colonia, Alemania. Durante este período ha trabajado investigando cuestiones de biología desarrollacionista, el estudio del crecimiento y desarrollo de organismos, desde el huevo fertilizado hasta el adulto maduro, utilizando embriones de pez cebra. Tiene un amplio interés y entusiasmo por la ciencia, y en la actualidad está desarrollando su propia carrera como comunicadora científica.


Review

¿Por qué los jóvenes podrían elegir una carrera científica? ¿es útil una mente científica en la gestión? ¿cómo puede una carrera científica ayudar a una carrera de negocios?

Muy pocos escolares deciden estudiar carreras científicas – la mayor parte cree que los estudios científicos son difíciles y que, una vez concluidos, van a tener pocas oportunidades de empleo. Sin embargo, “La belleza de la ciencia es que puede ser aplicada a cualquier campo” son las palabras mágicas de Yasemin Koc – palabras que podrían motivar a los estudiantes para dedicarse a la ciencia.


Alessandro Iscra, Italia




License

CC-BY-NC-ND