Química del perfume, atracción sexual y globos que estallan: las actividades de la Universidad para la escuela Teach article

Traducido por Marta Caruda Martinez de Castilla. Tim Harrison y Dudley Shallcross de la Universidad de Bristol, Reino Unido, explican algunas de las actividades de la Universidad para compartir el placer de la química con los alumnos de las escuelas.

Bristol ChemLabS de la Escuela de Química de la Universidad de Bristol, proporciona actividades que entusiasman, animan, inspiran y entretienen a un gran número de estudiantes de todas las edades. Ofrecen desde conferencias que duran medio día, talleres para los más jóvenes y clases avanzadas para los profesores, y hasta cursos de verano de dos semanas.

¿Por qué debería una Universidad proporcionar actividades para las escuelas?

Las dos razones principales por las cuales se pone tanto empeño y se ofrecen tales recursos en estas actividades son: para ofrecer ayuda a los profesores locales, regionales y nacionales de ciencias y también para entusiasmar e inspirar a sus alumnos.

Con esto se espera promover las ciencias químicas a nivel nacional, más que a nivel local, dado que la mayoría de los estudiantes decidirán empezar su carrera universitaria lejos de su hogar.

Entrenamiento de los embajadores de la ciencia y de la ingeniería

Un aspecto importante de las actividades escolares es la implicación de los entusiásticos posgraduados, que no sólo proporcionan habilidad técnica, sino que también actúan como modelos para los estudiantes de la escuela. Los diplomados reciben en la Universidad un plan de capacitación para titulados universitarios para trabajar con los mas jóvenes bajo el proyecto Science and Engineering Ambassadors Schemew1 (SEAS). Todas las actividades son dirigidas por un profesor experimentado, dando a los jóvenes químicos una ocasión única de contribuir a la divulgación pública de la ciencia a través de los consejos y ayudas que transmitan. El año pasado alrededor de 80 licenciados en química optaron por la formación que SEAS ofrecía.

Talleres para estudiantes de la escuela secundaria

Un taller de trabajo basado
en la química de Grätzel con
el Dr. Dimple Patel

Varios talleres de trabajo que duran uno o medio día ofrecen a los estudiantes la posibilidad de visitar la Escuela de Química para atender a las clases y hacer prácticas en los laboratorios de enseñanza de la Universidad. Los temas del taller incluyen la química del perfume, la química del polímero, estructura y enlaces, y las células de Grätzel.

Un experimento muy popular es la utilización de perfumes para demostrar a los estudiantes una de las muchas aplicaciones diarias de la química. Trabajamos con un profesional del perfume, John Stephen, para hacer entender a los estudiantes el lado industrial, desarrollo histórico, económico y científico que se escode detrás de la fragancia. Los estudiantes pasan dos horas perfeccionando su propio perfume, a partir de una gama de 24 componentes, que después embotellan y empaquetan. Este taller ha sido dirigido en la Universidad, en un laboratorio de la escuela y en la industria del perfume.

Estudiantes componiendo
sus propios perfumes

Se está desarrollando una ampliación del taller del perfume, en el cual participa un grupo de 30 estudiantes provenientes de cuatro escuelas públicas. En este proyecto, los estudiantes van a desarrollar la química del perfume un par de etapas más lejos. Pasarán un día trabajando con los investigadores químicos, utilizando material de laboratorio analítico y técnico, como cromatografía en capa fina y cromatografía de gases/espectrometría de masas. Otro día lo pasarán en la Universidad, sintetizando los componentes de la fragancia; y al final del medio día, los estudiantes darán una breve charla sobre la química del perfume.

Para permitir que los estudiantes de las escuelas se sumerjan en la química durante más de un día, Bristol ChemLabS organiza cursos de verano, de una a dos semanas, en la Universidad de Bristol, en los cuales se proporcionan actividades dirigidas por la Facultad de Ciencias. Por ejemplo, en julio del 2006, una junta de escuelas que ofrecen cursos de verano en ciencias químicas para alumnos de 17 años, va a colaborar junto con Trinity College Dublín, Irlanda. Los químicos con talento participarán en ejercicios de laboratorios de bioquímica y farmacia, atenderán a las conferencias con los investigadores, discutirán sobre la ética de los análisis de las drogas y visitarán compañías farmacéuticas y bioquímicas. Esto es un inicio en el cual se tiene la esperanza de que se convierta en un intercambio anual entre jóvenes químicos de los países de la Unión Europea.

Conferencias de la Escuela de Química

Organizamos conferencias sobre la química por las tardes, de forma que los estudiantes puedan visitar una Universidad y descubrir aspectos sobre la química que no están necesariamente incluidos en el plan de estudios de la escuela. Las espectaculares demostraciones con nitrógeno líquido, cambios de color y explosiones están presentes y son siempre apreciadas por los estudiantes de todas las edades, así también como por sus profesores.

Estudiantes de 16 años
haciendo aspirina en uno de
los cursos de verano

En enero del 2006, 240 estudiantes de 17 y 18 años atendieron por la tarde a una conferencia sobre el Alzheimer, la acción de la aspirina y la química de la atracción sexual. En marzo, otros 200 estudiantes de diferentes escuelas asistieron a una conferencia sobre la química de la comida, en la cual el cocinero de tres estrellas Michelín, Heston Blumenthal, habló sobre la psicología del alimento y proporcionó caramelos con sabor a remolacha. A menudo, los estudiantes de postgrado o los jóvenes investigadores de post-doctorado dan una breve conferencia científica, con la ayuda del profesor de la escuela para asegurarse de que esté al nivel de las audiencias.

En una charla reciente sobre los avances de la química sintética del hueso, se conversó sobre la ingeniería del tejido y de los implantes artificiales del codo y de la cadera. Los jóvenes investigadores químicos se benefician de la experiencia comunicativa que aportan y los estudiantes de la escuela perciben que no todos los químicos académicos siguen el estereotipo de excéntricos y de personas de poco tacto.

Clases de maestría para profesores de escuelas secundarias

Para dar apoyo a los profesores regionales, proporcionamos cursos para los profesores y los técnicos científicos, colaborando en algunos cursos con Science Learning Centre South Westw2.

En el Reino Unido, la química es enseñada cada vez más a menudo por los licenciados en biología. Por lo tanto, existe un curso muy acertado para los profesores de ciencias de las escuelas secundarias, que sin ser licenciados en química, desean explorar y llevar a cabo clases y demostraciones más espectaculares para entusiasmar a sus alumnos. En este curso que dura un día entero y es organizado en los laboratorios de enseñanza de la Universidad, los profesores tienen la oportunidad de observar y realizar numerosos experimentos por primera vez y discutir su utilidad dentro del plan de estudios. El curso cubre también la evaluación del riesgo de los experimentos.

Las cualidades resultantes que se esperan adquirir por parte del profesor son:

  • Confianza en la ejecución de las demostraciones o la supervisión de las prácticas
  • Variedad de las prácticas para entusiasmar a los alumnos
  • Comprensión de los riesgos de salud y seguridad en las prácticas
  • Utilización de tales experimentos con sus alumnos.

Las prácticas van desde experimentos sencillos, tales como la eliminación de la capa de óxido del papel de aluminio para demostrar la reactividad del aluminio, las reacciones de los metales alcalinos con agua y la disposición de vapor sobre el magnesio; hasta experimentos orgánicos más implicados, tales como el aceite de parafina que se agrieta, la esterificación y las reacciones oscilantes. La otra sesión incluye la manipulación correcta de los cilindros de gas, cómo incendiar los globos rellenos de hidrógeno, cómo hacer espuma de oxígeno, hacer investigaciones con babas, crear explosiones con vapor del metanol, formar espuma ardiente del acetileno, efectuar hilos de nylon y la oxidación catalítica del amoníaco.

Otras actividades

Además de las actividades habituales descritas arriba, Bristol ChemLabS colabora en muchos proyectos más pequeños ad hoc con las escuelas. Por ejemplo, proporciona actividades para los clubs de la ciencia o analiza los espectros de infrarrojo de los productos orgánicos hechos en las escuelas.

Bristol ChemLabS no sólo trabaja con las escuelas secundarias, sino que también promueve experimentos en las escuelas primarias.

Todos los estudiantes que visiten la Escuela de Química de la Universidad podrán recoger información sobre las carreras y organizaciones profesionales, como la Royal Society of Chemistryw3 y la Association of Bristish Pharmaceuical Industriesw4.

El sentido práctico

La Escuela de Química de la Universidad de Bristol es uno de los departamentos de química más grandes del Reino Unido, uno de los solamente seis departamentos del país con la puntuación más alta en el dominio de la investigación. Es también el único departamento que ha conseguido obtener ayuda financiera del Higher Education Funding Council de Inglaterra para crear un centro de excelencia en la enseñanza y aprendizaje de la química práctica – Bristol ChemLabS. Parte de este dinero fue utilizado para ofrecer apoyo a un profesor del departamento, cualificado en escuelas secundarias, cuyo objetivo era hallar cómo los recursos de la Universidad podrían ser utilizados para estimular en los estudiantes de las escuelas de todas las edades, un interés activo en la química.

La mayoría de los departamentos de ciencia de la Universidad no benefician de estos recursos financieros y no proveen de comparable personal de departamento, pero este obstáculo no es una razón que les impida proporcionar tales actividades inspirantes para las escuelas. Esperamos que este artículo y nuestras páginas webw5 le proporcionen algunas ideas útiles -Bristol ChemLabS le ofrece consejo con todo su placer.

Download

Download this article as a PDF

Web References

Author(s)

Tim Harrison es el primer profesor de secundaria miembro del Bristol ChemLabS de la Facultad de Química de la Universidad de Bristol y fue premiado en 2005 por la  Royal Society of Chemistry en la categoría de enseñanza no universitaria. Email: T.G.Harrison@bristol.ac.uk.

Dudley E. Shallcross, Director de comunicación y Profesor de Química Atmosférica en la Universidad de Bristol. Nombrado National Teaching Fellowship  por la Higher Education Academy, como reconocimiento a la excelencia e innovación en la enseñanza en 2004. Recibió en 2005 el premio de la Royal Society of Chemistry a la calidad en la enseñanza universitaria. Email: D.E.Shallcross@bristol.ac.uk.


Review

El artículo describe actividades desarrollado por el departamento de la Universidad para motivar a los estudiantes y profesores de secundaria. Ofrece varias ideas útiles para fomentar el interés por la química mediante talleres, conferencias, clases para profesores y otras actividades como el proyecto de embajadores de ciencia SEAS, Science and Engineering Ambassadors Scheme.

El objetivo principal de estas actividades es atraer a los alumnos hacia los estudios universitarios de química. También se busca propiciar contactos entre profesores de secundaria y los departamentos de química (u otras ciencias o ingeniería) y ayudarles a cercar la ciencia a los estudiantes. Al final del artículo se incluyen referencias web que completan el contenido del artículo.

Este breve artículo ofrece una descripción sucinta de las actividades desarrolladas con información suficiente para motivar a cualquier profesor interesado en saber más.


Marie Walsh, República de Irlanda




License

CC-BY-NC-ND