Fusión en el Universo: todos somos polvo de estrella